Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra política de cookies.

Más información Entendido

LA MITAD DE LAS NUEVAS VIVIENDAS ALQUILAN

La Vanguardia en català


El 52% de los nuevos hogares que se han formado en España desde que estalló la crisis económica en 2008 han accedido a la vivienda a través del alquiler, según explicó ayer la consultora CBRE.
La consultora reconoce que el alto precio de la vivienda, y las dificultades para acceder a financiación bancaria, son los principales factores que empujan unas 70.000 familias cada año a incorporarse al mercado del alquiler.

"El crecimiento de los precios ha empeorado las condiciones de accesibilidad. A pesar de la moderación de los tipos de interés, el ratio de esfuerzo hipotecario respecto a los ingresos familiares se sitúa en torno al 33%, lo que dificulta la compra de vivienda para los jóvenes y los hogares con rentas más bajas "reconoce el informe, presentado ayer por Álvaro Martín Guerrero, responsable de investigación de mercado de la consultora. El endurecimiento de las tasas de esfuerzo es más intenso en las grandes ciudades, donde más subieron los precios tanto de compra como de alquiler, pero donde se concentra la demanda, lo que ha hecho que según CBRE en Madrid y Barcelona las rentas hayan subido en torno al 36% entre 2014 y 2018.

    Sin embargo, "si bien el crecimiento de la demanda de alquiler ha sido fuertemente condicionado por la crisis, la mejora económica en los últimos años no ha supuesto un retroceso en el alquiler, lo que indica un cambio social en cómo se percibe", a juicio de Martín Guerrero. El aumento de las rentas y la fortaleza de la demanda ha llevado a los fondos y las socimis a entrar en este mercado, que tradicionalmente estaba en manos de propietarios particulares o de inversores a largo plazo como mutuas o cajas de ahorros. En cambio, señala el informe, el año pasado fondos y socimis duplicaron su inversión en la compra de viviendas para ponerlos en alquiler, hasta situarla el año pasado en 900 millones de euros. "Este impulso del mercado de inversión residencial se debe, en parte, a la escasez de la oferta de vivienda de alquiler, ya que ahora ofrece rentabilidades brutas que se acercan al 4%", dice la compañía. Los altos precios y el rigor de la banca en la concesión de hipotecas hace prever a la consultora que el mercado residencial se estabilizará en los próximos años. "Las perspectivas para el 2019 y 2020 no sugieren tensión en los precios ni incrementos sustanciales de la demanda. El mercado parece haber llegado a un punto de equilibrio superando los excesos registrados en el último ciclo", señaló. Según los datos que publicó ayer el ministerio de Fomento, en el primer trimestre el precio de la vivienda ha subido un 4,4% interanual, hasta los 1.636,3 euros / m. La vivienda, señaló el ministerio, encadena dieciséis trimestres consecutivos de subidas, pero todavía es un 22,1% más barato que en el primer trimestre de 2008, cuando se llegó a la cima de la burbuja. CBRE destaca sin embargo que los mercados más dinámicos los precios y la actividad, si bien crecen, lo hacen a un ritmo menor que el año pasado. A su juicio, "el endurecimiento de las condiciones de accesibilidad para los colectivos más vulnerables podría corregirse con políticas más activas como por ejemplo la explotación de los parques públicos de suelo a través de colaboraciones público".


    LVG 24-05-19 /La Vanguardia, Ed. Multiple/ Copyright Talleres de Imprenta, S.A. []Todos los derechos reservados - Distribuido por MyNews


    Formulario de contacto